Ir al contenido principal

Los ganadores del Certamen Premios de Literatura ICP 2013

Laudo de Poesía | Premios de Literatura ICP 2013


Jocelyn Pimentel recibe el Premio de Poesía del ICP
le acompaña en la foto Mayda Colón, una de los tres miembros del jurado

El Jurado del Certamen del Instituto de Cultura de Puerto Rico, decidió otorgar el primer Premio a la obra ´Veintiún Regresos´ de Jocelyn Pimentel Rodríguez.

El manuscrito de Veintiún Regresos manifiesta una unidadsin fisuras. Es muestra de una escritura disciplinada suspendida en su tono,  centrada en la economía y manejo de un lenguaje, que aunque aparenta recrearse en la simpleza, se descubre en una profunda necesidad de comunicar una incertidumbre que no pasa inadvertida.  Más que un poemario, es un poema compuesto de instantáneas emotivas que relatan una interminable despedida amorosa que se abalanza en pequeñas dosis hacia la mirada del lector. Comienza capturando la inminencia del adiós, describe con minucia los estadios de su desgarramiento y  culmina en un olvido que no es tal. Sus micropoemas son bocados de concentrada belleza cuya simuladasencillez reduce la poesía a su desnudez esencial a través de diestrasevocaciones y juegos de palabras. Este libro posee ingenio, sabiduría y emoción auténtica. La voz hablante dice: hoy se me ha hecho un nudo en los ojos. En los ojos del lector, también se hará.

El jurado a suvez determinó que el manuscrito titulado Oratorio,escrito por Herbert Luna, tuviera una mención de honor, ya que el poemariollamó la atención de los tres miembros del jurado. Desde la primera lectura atodos los textos enviados nos sorprendió la singularidad de un lenguaje quehabilidosamente aúna lo cotidiano coloquial con lo religioso y -sobre todo- conlo literario. Este texto, aunque no se separa de las fuentes verbales quetradicionalmente alimentan la poesía religiosa, se desvía por un meandroabsolutamente actual: en su galería de personajes y circunstancias, retrata lasmiserias y esperanzas del Puerto Rico de hoy. La voz lírica testimonia su fe con una contundencia que no abusa de metáforas ni alegorías, no procura prosélitos, no posa. Hace de su corpus un libro moderno de salmos y alabanza en la sorpresa de sus imágenes, el cuidadoso ajuste de sus ritmos al tono y sobretodo, en la la potencia de su sinceridad, la cual es capaz de conmover al más incrédulo. 

Asimismodistinguimos con mención de honor a Largajornada en el trópico, de la autoría de Amarilis Tavárez. Se trata de unajornada de cinco siglos cuyas reverberaciones acoge la mirada de una voz líricaque habla de islas antillanas no separadas, sino unidas por el mar; por unamisma historia de esclavitud, partidas y regresos dibujados con un versorítmico que recuerda el propio oleaje que la inspira. Sus recurrenciastemáticas –naturaleza, tiempo, viaje, tierra, agua-  así como el empleo de un lenguaje que logracon rara eficacia la sensación de intimidad ante lo colectivo, consolidan suunidad.

Agradecemos la participación de todos los que concursaron y exhortamos a todos aquellos que cuenten con textos inéditos a revisarlos y unirse a este certamen el año entrante. Finalmente, celebramos el gesto promovido por el Instituto de Cultura de Puerto Rico y  felicitamos a los poetas  por su merecido Premio.

Los abajo firmantes,

Mayda Colón
Kattia Chico
Julio César Pol

Laudo de cuento | Premios de Literatura del ICP 2013


David Caleb Acevedo, Premio de Cuento del Instituto de Cultura Puertorriqueña,
junto a Yolanda Arroyo Pizarro y Helena Méndez.

El Jurado del Certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en la categoría de Cuento, compuesto por la escritora e investigadora, Dra. Helena Méndez Medina, la investigadora ycaribeñista, Dra. Sheila Barrios Rosario y la escritora y profesora de Escritura Creativa, Yolanda Arroyo Pizarro, ha decidido de manera unánime declarar Ganador del Primer Lugar, Premio Nacional de este certamen, almanuscrito desongbard.  El libro es todo un hallazgo que ha sidobellamente construido, que exuda originalidad, una destacada imaginación y unacreatividad sin límites. La persona narradora recrea de manera singular unamiríada de mundos alternos, distopías y ucronías cual navaja de Ockham, conclaras influencias de la ciencia ficción, la literatura fantástica y elrealismo sucio. Para ello, nos permite atisbar desde la ventana escénica lavanguardia más extrema e hiperreal de la literatura puertorriqueña de tiemposactuales, con una manifiesta muestra de perturbadora hibridez. Los cuentos de desongbard se escudan en la mejor tradición del cómic, la novela gráfica y la cinematografía HD. Además, compiten con un universo apalabrado y metaforizadopor lo onírico. Toda la prosa del corpus se muestra en vez de ser dicha; hayrupturas de fondo y forma, alternalidades, rescate de la otredad,transgresiones y denuncias filosóficas, como las demostradas cuando toca latemática de las masacres históricas de Nanking, o del holocausto alemán, o comocuando invierte la lógica opresora de las diferentes épocas esclavistas que handemarcado a la humanidad. desongbard intercala una atípica erudición que intertextualiza con la Ilíada, la Biblia y el Gilgamesh y se extasía en una artesanía del lenguaje concreto y del lenguaje semiótico. Utiliza ágiles coordenadas para guiar a la persona lectora por el mapa de neologismos,poliglotismos, voces arcaicas o futurísticas, y criaturas míticas que construyen distintivos personajes entre los que se encuentran dragonas, elfos y deidades anti ortodoxas. Uno de los textos más sublimes de este libro es aquelque refiere a la desmitologización del Génesis, y la instauración de la líneade desafío representada en una Eva caudilla y apoderada. En ese cuento, Control de calidad, el personaje femenino se engrandece mientras su rival en conflicto, un dios judeo cristiano egocéntrico, se va empequeñeciendo no solo conceptualmente, sino también en una relación física. El juego posmodernista enla miniaturización consecutiva del tamaño de letra o fuente crea ese efecto.Persiste en desongbard una crítica descarnada a la modernidad y alabsurdo existencial de origen fundamentalista, sin sacrificar orfebreríacognitiva o lingüística.

Finalmente, el jurado hadecidido otorgar además, una Mención Honorífica al manuscrito Dardos en el aire, de Benito Pastoriza Iyodo, por la aportación tan lúcida que suponen estas historias de personajes emancipatorios y dislocados en medio de una asombrosa galaxia de vicios humanos. Este libro de manera oportuna se explaya en la construcción mestiza de una contundente radiografía que atestigua la cotidianidad íntima y familiar.

Declarado hoy, 15 de mayo de 2014, en San Juan de Puerto Rico.

Dra.Helena Méndez Medina

Dra.Sheila Barrios Rosario

Prof. YolandaArroyo Pizarro

Laudo de novela | Premios de Literatura del ICP 2013


Manuel Martínez Maldonado, ganador del Premio de Novela del Instituto de Cultura Puertorriqueña 2013 acompañado por el jurado: Sergio C. Gutiérrez, Marta Jazmín García y Mónica Celeste Lladó Ortega

Para el Premio de Novela del Instituto de Cultura Puertorriqueña de 2013 se sometieron doce obras. El hilo que une la mayor partede estas es ese que hallamos en las costuras de la intimidad. Fuese el tema la imaginación futurista, la novela del prócer, el Puerto Rico de los años treinta, los resultados de las guerras, la discapacidad, el Alzheimer's, o el mundo del arte, la mayoría delas novelas recibidas se desdoblaban hacia adentro, muchas veces extraviándose en los caminos de la introspección.

Tras varias consultas y reflexiones que tomaron en consideración el panorama actual de la novela puertorriqueña y la internacional, los miembros del jurado decidimos otorgar el Premio de Novela a El imperialista ausente, y una mención honorífica a El día que nos venció el olvido. Ambas novelas se caracterizan por la tendencia intimista que hemos mencionado. Sin embargo, a diferencia del resto de las obras sometidas,estas dos logran evitar el ensimismamiento mediante una exploración de te masque trascienden lo privado de la experiencia personal, para dar cabida a la materia común que compone lo social.

La obra que seleccionamos como mención honorífica, El día que me venció el olvido, presenta a dos voces la historia de tres generaciones de mujeres puertorriqueñas. Narrada desde la humanidad de una narradora imperfecta, la novela produce un efecto de humanización del lector al obligarlo a contemplar una realidad que prefiere ignorar o solo contemplar desde lejos: el Alzheimer. Los temas de la memoria, el olvido y la pérdida omuerte en vida que provoca esta enfermedad se insertan al espacio reflexivo deuna narrativa intimista hermosamente conmovedora que resuena en la fibraemotiva del otro. La joven narradora, livianamente irreverente se niega a repetir los fracasos de su madre y su abuela, y enfrenta el machismo en una búsqueda donde halla siempre a un otro fracturado por ese tejido social neurótico que es la sociedad puertorriqueña del siglo XXI.

Eso dicho, el jurado concluyó a favor de El imperialista ausente porque entre todas las obras, es la más completa, estructurada, y atrevida. En el gesto totalizador que la compone, El imperialista ausente aprovecha muchas de las motivaciones intimistas que fueron derrochadas por los otros autores participantes, a la vez que logra integrarlas a un proyecto de escritura ambicioso y refrescante. El manejo de la intertextualidad de la novela es exquisito, sobre todo lo referente a las artes plásticas, la música y el cine. La simultánea reescritura y ruptura con elpaternalismo la inserta en un diálogo combativo con las obras de René Marqués yJosé Luis González, entre otros. Mediante su prosa, lírica en ocasiones y“prosaica” en otras, presenta una estética dinámica e irreverente quedesestabiliza las expectativas del lector.

En el marco de cada uno de los breves capítulos de El imperialista ausente, el lector transita un espacio plástico donde aparecen personajes inmersos en complejas reflexiones en torno a la historia de la que forman parte. Desde las primeras líneas del texto, el autor intercala su obra con la del pintor puertorriqueño Nick Quijano, imbricándola con el trópico imperfecto, esquivo y al mismo tiempo sublime que caracteriza la obra plástica de éste. Así, la historia de un escritor que resiente y reflexiona sobre la ausencia de su padre, guionista de Hollywood, a través de las artes, se transforma en un lienzo dentro de un lienzo que fusiona el contexto puertorriqueño con una mirada cosmopolita del mundo y la sociedad. Entre sus páginas, el autor explora las disyuntivas estilísticas entre el novelista "literario" y el novelista comercial, y la relación entre el individuo y la comunidad a la que pertenece, otorgándole a la novela una dimensión socio política ausente en las otras obras. De entre los textos sometidos a la competencia, El imperialista ausente sobresale como una novela que no solo cumple con la función narrativa principal del género, sinoque además ofrece una importante discusión del arte contemporáneo puertorriqueño y, sobre todo, despunta como un proyecto metaliterario que, al igual que el personaje protagónico, emprende una búsqueda del arte que reconcilia la ficción con la realidad.

El proyecto de El imperialista ausente viene acomplementar el panorama actual de la literatura puertorriqueña, uniéndose al giro hacia la novela ambiciosa que en los pasados años ha resurgido en una novela como Barataria de Juan López Bauzá y, a un nivel internacional, en las obras del novelista mexicano Juan Villoro y el español Javier Marías.

Otorgado el 15 de mayo de 2014, en San Juan, Puerto Rico.

Marta Yazmín García Nieves

Dra. Mónica Llado Ortega

Sergio C. Gutiérrez Negrón

Laudo de ensayo | Premios de Literatura del ICP 2013


Carlos Manuel Rivera recibe el premio internacional de ensayo del ICP del 2013 de manos del jurado, Nelson E. Vera, Beatriz Ramírez y Ana Irma Rivera Lassen


El Instituto de Cultura Puertorriqueña convocó a este jurado para leer, criticar y justipreciar un total de 7 manuscritos sometidos al Certamen Literario 2013 en la categoría de ensayo. Alrededor de 1,300 páginas fueron analizadas con el fin de seleccionar un ganador. Los escritos abarcan el estudio de clásicos de la literatura puertorriqueña, ensayos de reflexión humanista y crítica literaria y cultural.

La participación en este certamen fue cuantiosa y de una calidad admirable. Sin embargo, los miembros de este jurado, de forma unánime, consideran que el manuscrito Para que no se nos olvide: Ensayos de interpretación sobre un teatro puertorriqueño marginal, de Carlos Manuel Rivera, resalta sobre sus pares. Este ensayo hilvana un marco teórico que toca las raíces de la dramaturgia isleña comenzando con una aguda crítica al discurso oficial de la Generación del 30 en Puerto Rico. El autor desmitifica la metáfora de la “ciudad letrada” fundada por Pedreira en Insularismo, y retoma el cuestionamiento del discurso de “la gran familia puertorriqueña”. El manuscrito predica la existencia de una marginalidad literaria que ha afectándola lectura de los dramaturgos: Myrna Casas, Lydia Milagros González, VíctorFragoso, Antonio Pantojas, Zora Moreno, Abniel Marat y Oscar Giner.

Consideramos que el texto presenta una mirada crítica a los discursos absurdos, experimentales, sexuales y políticos que permean el teatro contemporáneo e invita al análisis de la relación histórica entre la dramaturgia boricua producida tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico.

Así, entendemos que el autor posee un competentemanejo de la teoría y crítica cultural foucaultiana, queer y posmoderna dentrode una metodología académica. Este libro no es solamente un compendio que busca rescatar la obra de dramaturgos puertorriqueños sino que logra insertarlos justamente en la discusión teórica de la cual fueron expulsados en el pasado.

Por lo cual, los y las integrantes de este jurado,compuesto por la Profesora Beatríz Ramírez Betances, la Lcda. Ana Irma Rivera Lassén y este servidor Nelson Esteban Vera Santiago, declaran al manuscrito Para que no se nos olvide: Ensayos de interpretación sobre un teatro puertorriqueño marginal ganador del Premio de Literatura 2013 del Instituto de Cultura Puertorriqueña en la categoría de ensayo.

De paso, otorgamos una mención honorífica al texto Ludismo y retórica en la poesía de José María Lima, escrito por Zoé Jiménez Corretjer, por presentar un análisis de calidad en torno a una de las figuras más célebres de la lírica isleña. Además, el jurado concuerda en recomendar a la editorial del Instituto de Cultura la publicación del ensayo Historia y crítica de La Charca de Manuel Zeno Gandía presentado por el Dr. Miguel Ángel Náter.


De lo ante dicho, certificamos y firmamos:
                                             
Profa. Beatriz Ramírez Betances                                           

Lcda. Ana Irma Rivera Lassén

Prof. Nelson E. Vera Santiago

Comentarios

Entradas populares de este blog

Directorio Nacional de Escritores Puertorriqueños

¡Sé parte del Directorio Nacional de Escritores de Puerto Rico! El Directorio Nacional de Escritores de Puerto Rico, que realiza la Editorial del Instituto de Cultura Puertorriqueña, busca servir como una gran base de datos para investigadores y estudiantes así como de enlace entre escritores puertorriqueños y editoriales locales y extranjeras. Si eres escritor o escritora, o tienes los derechos de autor de alguno, entra a: http://formulario-autores.institutodecultura.online y completa el formulario. Una vez validado, la foto y la biografía se harán públicas y manejaremos con confidencialidad el resto de la información. Si conoces a alguna escritora o escritor puertorriqueño publicado, comparte con él o ella el enlace.

Preventa de dos nuevos títulos: Cuaderno de poesía 19, Anjelamaría Dávila y Lo que canta al otro lado de Ángel Darío Carrero

Este cuaderno incluye una amplia selección de sus libros “Animal fiero y tierno” y “La querencia” ilustrados por el maestro grabador Martín García.

Anjelamaría Dávila Malavé nació el 21 de febrero de 1944 en Humacao, Puerto Rico. En los años sesenta, al ingresar a la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras pasó a formar parte del Grupo Guajana.

En vida, Dávila publicó dos poemarios: Homenaje al ombligo (1966), en colaboración con José María Lima, y Animal fiero y tierno (1977). En el 2006, el Instituto de Cultura Puertorriqueña publicó póstumamente el que fuera su último poemario, La querencia. Su poesía también ha sido incluida en las antologías Antología de la poesía hispanoamericana actual, de Julio Ortega (Siglo 21 Editores, 1994), Flor de lumbre/ Guajana 40 aniversario (ICP, 2004) y Literatura puertorriqueña del siglo XX, de Mercedes López Baralt (Editorial de la Universidad de Puerto Rico, 2004).

Falleció en Río Grande, Puerto Rico, el 8 de julio de 2003.

Autora: Anjelamaría D…

Anjelamaría Dávila, cuadernos de poesía 19

Este cuaderno incluye una amplia selección de sus libros Animal fiero y tierno y La querencia ilustrados por el maestro grabador Martín García.

Anjelamaría Dávila Malavé nació el 21 de febrero de 1944 en Humacao, Puerto Rico. En los años sesenta, al ingresar a la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras pasó a formar parte del Grupo Guajana.

En vida, Dávila publicó dos poemarios: Homenaje al ombligo (1966), en colaboración con José María Lima, y Animal fiero y tierno (1977). En el 2006, el Instituto de Cultura Puertorriqueña publicó póstumamente el que fuera su último poemario, La querencia. Su poesía también ha sido incluida en las antologías : Antología de la poesía hispanoamericana actual, de Julio Ortega (Siglo 21 Editores, 1994), Flor de lumbre / Guajana 40 aniversario (ICP, 2004) y Literatura puertorriqueña del siglo XX, de Mercedes López Baralt (Editorial de la Universidad de Puerto Rico, 2004). Falleció en Río Grande, Puerto Rico, el 8 de julio de 2003.

Para información puede ll…